Eliminar malos olores de cocinas de bares

Restaurantes y Ozono (I)

El ozono es un gas oxidante con resultados óptimos en los procedimientos de desinfección, además de otros beneficios como la eliminación de olores y la oxigenación del lugar. En los restaurantes y bares existen diferentes tipos de de agentes contaminantes que se encuentran en el aire debido a que son lugares públicos, tales como virus, bacterias, partículas de polvo, polen, etc. Por otro lado, también pueden verse afectados por olores que se producen desde el interior, como por ejemplo a fritura, y que interfieren con el agradable aroma de los platos de la casa; eso sin contar con los malos olores que emanan con frecuencia de los baños, que son además el principal punto de contagio por bacterias.

El ozono actúa de modo eficaz resolviendo a la vez todos los puntos anteriormente mencionados. El ozono es el desinfectante más potente por encima del cloro. Actúa contra los principales virus y bacterias presentes en bares y restaurantes debido al alto número de personas diferentes que se reúnen en estos lugares.

El ozono por ser un gas inestable logra crear un ambiente rico en oxígeno, agradable tanto para los clientes como para el personal del local. El humo de las cocinas y otros contaminantes, así como la respiración de los ocupantes del espacio, disminuyen la oxigenación, lo que vuelve el ambiente pesado, generando cansancio y malestar. Los efectos del alcohol en los clientes disminuyen considerablemente cuando el aire que se respira está muy oxigenado.

El ozono por ser un potente oxidante destruye los malos olores producidos por la grasa de la cocina. Con el ozono produciéndose de modo gradual el ambiente estará purificándose de continuo. El ozono actúa sobre los contaminantes del humo, fundamentalmente de tipo orgánico, por medio del proceso de oxidación completa, lo que convierte a estas sustancias en dióxido de carbono (CO2) y vapor de de agua, totalmente inocuas para el organismo. De esta forma, reducimos de manera muy considerable el humo, el olor y los contaminantes orgánicos presentes en el ambiente. Debido al potente poder de oxidación del ozono, se consigue de una forma paralela la esterilización ambiental con la eliminación de todo tipo de microorganismos.

Un comentario en “Restaurantes y Ozono (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *