Tiña y Micosis

Micosis Superficiales Tiñas

Los medicamentos para la piel generalmente son efectivos para el tratamiento de la tiña en un período de 4 semanas. El uso de Aceite Ozonizado Serenium,  es un buen coadyuvante de los tratamientos.

Si la infección por tiña es severa y resistente, es decir que no responde bien al cuidado personal, usualmente responde de manera rápida a las pastillas antimicóticas. Las principales complicaciones que se pueden presentar durante esta enfermedad son: infecciones bacterianas de la piel, propagación de la tiña a otras áreas, dermatitis de contacto u otros trastornos cutáneos y por último están los  Efectos secundarios de los medicamentos.

Para prevenir la tiña estas sencillas indicaciones suelen ser de gran utilidad:

  • Mantener la piel limpia y seca.
  • Utilizar champú regularmente, especialmente después de un corte de cabello.
  • No compartir ropas, toallas, cepillos para el cabello, peines, gorros u otros elementos de cuidado personal. Estos elementos se deben lavar con agua ozonizada  y secar muy bien después de usarlos.
  • Usar sandalias o zapatos en gimnasios, vestuarios y piscinas.
  • Evitar tocar mascotas que tengan parches sin pelo.

El uso de ozono en la Higiene diaria nos ayuda a prevenir de forma eficaz este tipo de enfermedades; las diferentes variedades de esta enfermedad son:

  • Tinea capitis o del cuero cabelludo: Aparecen zonas sin pelo y con escamas, a veces con pústulas y costras. En ocasiones la lesión desprende un olor a amoniaco.
  • Tinea barbae (barba y bigote): Pequeños abscesos foliculares en la piel de la barba y el bigote.
  • Tinea corporis: En las zonas de piel sin pelo, de las regiones del tronco, abdomen, brazos, piernas y cara. Las lesiones son circulares con bordes enrojecidos y escamosos, que producen picor y van creciendo hacia fuera. Hay distintas formas con inflamación variable.
  • Tinea cruris: En la ingle, una placa enrojecida y escamosa, que causa picor, con vesículas en los bordes. Esta forma es más frecuente en el varón adulto.
  • Tinea manum: En las palmas de las manos y bordes de los dedos se forman placas con descamación y vesículas con o sin aumento del grosor de la piel. Pueden ser lesiones parecidas a un eczema de contacto.
  • Tinea pedis: En la planta de los pies y en los espacios entre los dedos. Las lesiones presentan descamación, con picor y grietas en el fondo de los pliegues de los espacios entre los dedos, sobre todo en el cuarto espacio. También se le llama pie de atleta, ya que se relaciona con la sudoración al usar calzado deportivo.
  • Tinea unguium: Tiña de las uñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *