Micosis humanas y la Utilización de Ozono en el Hogar (II)

Dos factores fundamentales que influyen en esta afección son el ambiental y el ocupacional:

Personas que por su trabajo están calzadas con borceguíes, botas, o con un calzado cerrado todo el día. Esto les produce un incremento de la transpiración que favorece la proliferación de hongos. No olvidemos tampoco que las fibras sintéticas de las medias y la ropa interior favorecen el crecimiento de los mismos.

  • Otro grupo de riesgo son aquellas personas que deben mantener permanentemente sus manos en el agua y luego no se las secan bien. Estos individuos son propensos a tener micosis.
  • Las personas de edad avanzada tienen mayor posibilidad de tener micosis debido a la natural caída de las defensas orgánicas propias de esta etapa de la vida.
  • “El hongo que más frecuentemente produce micosis en los niños es el Microsporum canis, hongo que se alberga en el perro y en el gato. Todos sabemos que los niños son los que, con mayor frecuencia, toman contacto con la mascota, lo que facilita la adquisición de la micosis.
  • La solución para combatir este tipo de micosis es tratar al niño enfermo y también al animal doméstico que lo contagió”, nos explica el entrevistado.

Micosis HumanasActualmente, el producto tópico más utilizado por su alto grado de efectividad es el clotrimazol, antimicótico de amplio espectro, derivado del imidazol. El efecto antimicótico de este principio activo es, en primer lugar, micostático, y en altas concentraciones también es fungicida. Los tratamientos de las micosis duran aproximadamente 3 ó 4 semanas. Recordemos que si se interrumpe el tratamiento con demasiada prontitud, la infección puede no haberse erradicado completamente y la micosis reaparecerá.

Las principales recomendaciones a tener en cuenta para disminuir el riesgo de una infección por hongos son:

  • Tener buen nivel de alarma: no es lo mismo tratar una micosis incipiente que una micosis avanzada.
  • Practicar buenos hábitos higiénicos, siempre que sea posible utilizar agua ozonizada en la ducha y el lavado de manos.
  • Evitar los calzados cerrados en la época de verano y ventilar el pie en forma periódica.
  • Evitar calzados de goma.
  • Secar bien nuestro cuerpo luego de ducharnos o concurrir a natatorios.
  • Utilizar un generador de ozono para la desinfección y deodorización de calzado mediante bolsa especial de aplicación.
  • Cuando se padecen estas afecciones, concurrir al especialista dermatólogo.
  • Utilizar aceite de oliva ozonizada serenium como coadyuvante de los tratamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *