Agua Ozonizada y Salud

La Ozonizacion de Agua y su Relación con enfermedades

El ozono (O3) es la forma triatómica del oxígeno (O2), y se encuentra compuesto de iones negativos. Esta es la forma más activa del oxígeno con una alta capacidad para destruir virus, parásitos, priones, bacterias, mohos (hongos), levaduras, esporas entre otros contaminantes por medio del proceso de oxidación en cuestión de segundos.

Esta partícula tiene una naturaleza muy inestable, por lo que se convierte en oxígeno en el momento en que el ion negativo reacciona con algún agente patógeno, o contaminante, los cuales se poseen siempre una carga positiva.

La principal utilidad que tiene el agua ozonizada para los pacientes con cáncer, es la eliminación de toxinas, microorganismos y residuos químicos que puedan llegar a complicar la salud de estas personas al lavar los productos alimenticios con agua ozonizada. La mayoría de las verduras, contienen huevos de parásitos que no son removidos eficazmente  con el lavado con agua normal. Por otro lado, el aplicar gotas de lejía al agua con la que se lavan estos productos, resulta peligroso para los pacientes con cáncer, debido a que sin importar que cómo de bien se aclare, siempre quedarán restos.

La ventaja adicional que posee el uso de este método para el lavado de los alimentos, es la capacidad de penetración del ozono, que le permite, no solo limpiar la superficie de los alimentos, sino que penetra al interior de estos y elimina cualquier patógeno que se encuentre en la parte interna de estos productos. Además permite la eliminación de metales, incluido el mercurio y los peligrosos PCBs que se encuentran en el interior del organismo, haciéndolos más solubles en agua, y por tanto, más fáciles de eliminar.

Sin embargo es importante entender, que el agua ozonizada NO CURA el cáncer, es una ayuda importante y sencilla en el tratamiento de estas enfermedades, puesto que no sólo previene las complicaciones por infecciones, sino que limpia el tracto digestivo de toxinas y optimiza la acción del sistema inmunológico, ayuda a  disminuir el contacto de pacientes con estos proceso patológicos con microorganismos patógenos debido a la eliminación de estos en los alimentos, surgen menos complicaciones, haciendo más llevadero todo el tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *