Los Generadores de Ozono garantizan la Calidad Microbiológica del Agua Embotellada.

Se comercializan tres  tipos de agua embotellada en España; agua mineral natural , agua de manantial y agua tratada.

En las dos primeras no se puede legalmente añadir ni realizar ningún tipo de tratamiento al agua y en  el agua tratada simplemente es agua potable embotellada.Generadores de Ozono y la calidad del agua embotellada

La utilización de ozono en embotelladoras de agua es muy común y una técnica muy extendida por todo el mundo. Principalmente se utiliza para bajar los niveles de hierro y manganeso.

También se utilizan los Generadores de Ozono en la desinfección de la maquinaria  y tuberías de la planta envasadora de agua.

 En la última década, la preocupación sobre la calidad del agua que se consume se ha generalizado entre la población. El sabor y algunos problemas asociados con el agua potable han sido la causa del aumento en el consumo de agua embotellada. En muchos países, el valor comercial es 1,000 veces mayor que el agua potable. En otros países, la producción y consumo de agua embotellada también ha sido bien recibida, lo cual se refleja en el aumento considerable en sus ventas. Debido a esto, día a día, un gran número de empresas ha manifestado su interés en la producción de agua embotellada. Paralelo al aumento del consumo, se encuentra la preocupación por la calidad microbiológica de este producto. Esto es debido a que la información al respecto es muy limitada.

 El agua embotellada puede ser cualquier fuente de agua potable que recibe tratamientos físicos y químicos, y que está libre de agentes infecciosos utilizando normalmente la tecnología del ozono para luchar contra los microbios. Las fuentes pueden ser pozos profundos, deshielos de las montañas o bien el suministro municipal de agua.

Como cualquier otro producto alimenticio, debe ser procesada, envasada y almacenada de manera sanitaria y libre de contaminación. Además de su uso general, ésta puede ser utilizada para la preparación de formulas infantiles, en los geriátricos o residencias de ancianos y para reconstituir alimentos en hospitales, o además, para la limpieza de lentes de contacto y el llenado de los humidificadores del ambiente.  Como casi todos los productos alimenticios, el agua embotellada no es un producto libre de microorganismos, específicamente de bacterias que se encuentra en forma natural en los suministros de agua. Se tiene la percepción de que una vez que el agua es embotellada, el producto es estéril, pero en realidad, el agua que es usada para envasado puede contener grandes cantidades de cuenta total bacteriana. Si no se toman las precauciones sanitarias adecuadas, el agua embotellada puede contener bacterias, las cuales originan antes del envasado, y que después de haberse envasado, éstas se reproducen a concentraciones que podrían representar un riesgo a la salud. Se ha demostrado que las fuentes de agua pueden contener niveles de hasta 105 a 107 UFC/ml.

También la desinfección de bombonas, garrafas y envases en general con ozonización de agua en una  concentración superior a 0,9 mg/l.O3., garantiza la alta desinfección de los envases y la ausencia de patógenos  en el producto final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *