Cómo son los Restaurantes Saludables IV

En nuestro afán por aumentar el valor de aquellos profesionales del sector restauración continúamos la serie con  este breve artículo sobre la importancia de mantener los pinchos, comidas y bebidas en las mejores condiciones posibles para evitar intoxicaciones alimentarias.

De los pinchos nos fijamos en su estado  para descartar que lleven tiempo en las bandejas, que se encuentren en su correspondiente bandeja o bol de material apto y dentro de una vitrina que los cubra de los gérmenes presentes en el aire. La cercanía de los clientes que están en la barra posibilita la contaminación directa aún cuando muchos establecimientos preocupados por la higiene poseen generadores de ozono que reducen este riesgo; ésta es la razón por la que las vitrinas son obligadas. Si el producto debe conservarse refrigerado como es el caso de salsas, anchoas (que suelen ser semiconserva), boquerones, carnes sin cocinar, etc la vitrina debe ser refrigerada y sus puertas deben poderse cerrar para un correcto aislamiento del calor y del ambiente. Cada clase tendrá su ubicación y no deberán estar en el mismo plato, fuente o bandeja y cuando se saquen para servirlas inmediatamente o procesar se deben usar instrumentos adecuados como pinzas, cubiertos o palillos de un solo uso. Los alimentos son uno de los focos de ETA más prolíficos por lo que la observación de su procesado y conservación nos permiten elegir un Restaurante Saludable. Las vitrinas, dispensadores de servilletas y otros accesorios, limpios y bien distribuídos  a lo largo de la barra.

Los cubiertos limpios por supuesto, secos o recién lavados con agua ozonizada y nunca sobre la barra directamente sino en un plato o servilleta. Colocados boca abajo en donde se almacenen para que no haya que tocarlos con las manos al servirlos.

Vasos y platos alejados de la barra, no sobre bayetas o paños (si es así recuerda lo del agua ozonizada antes de usarlo) y que los platos de los aperitivos NUNCA sean los mismos en los que te devuelven el cambio.

Los cubiertos, platos y otros menajes usados nunca deben quedarse en la barra más tiempo del necesario para pasarlo a zonas sucias, si no hay tiempo para vacíarlos y meterlos al lavavajillas se retiran de la barra hacia otras zonas de menor riesgo como pilas y otros.

Lo más importante es que observes los posibles puntos delicados que te podrían crear un problema de salud simplemente usando el sentido común. El hecho de observar uno de los Certificados que Cosemar Ozono expide a sus clientes ya te dará una señal seria y profesional sobre la importancia que se le da a la salubridad del establecimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *