La Listeriosis y el Ozono como agente de lucha

La Listeriosis es una grave enfermedad, actuar desde la responsabilidad para impedir la posible cotaminación de alimentos y evitar enfermedades graves y dolorosas.

La listeriosis es una patología grave producida por ingerir alimentos contaminados con la bacteria Listeria Monocytogenes. Se ha tomado recientemente como un importante problema de salud pública  tanto en la Unión Europea como en  los Estados Unidos, así  como en el mundo entero. Esta enfermedad afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, y adultos con el sistema inmune debilitado. Puede ser evitado siguiendo unas recomendaciones simples y utilizando la tecnologia del OZONO en el Hogar, salas de despiece, mataderos, etc .

En este momento, hay evidencia de que con una baja concentración de Listeria monocytogenes presente en un alimento es suficiente para causar Listeriosis, en algunos casos se ha visto que incluso menos de 1,000 organismos ya tienen la capacidad para causar la enfermedad, principalmente en personas cuyo sistema inmune se encuentre alterado.Es responsabilidad de todos adoptar medidas y en lo medida de lo posible  tomar acción para evitar en nuestro hogar una posible contaminación de Listeriosis.

Por lo general, este microorganismo prolifera a números potencialmente peligrosos en un lapso estimado entre 1 a 35 días. El periodo de incubación ha sido conocido y tiene un amplio rango que oscila entre 1 a 91 días, no obstante, si se dan todas las condiciones ideales se ha reportado que toman un periodo de tiempo muy corto que está entre 1 a 2 horas.

Una infección severa puede producir varios cuadros, tales como septicemia (envenenamiento de la sangre), meningitis, encefalitis, infección del sistema nervioso central, y posiblemente la muerte. Estos síntomas freceuntemente están precedidos por síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos y diarreas, fiebre o dolor de cabeza.

Las mujeres embarazadas pueden experimentar en ocasiones una gripe suave con síntomas comunes como escalofríos, fiebre y un leve dolor de espalda. Sin embargo esta infección afecta el curso normal de la gestación y puede provocar al aborto espontáneo, nacimiento prematuro, y un retraso mental en el bebé. La exposición a la bacteria no siempre resulta en enfermedad.

Los síntomas más frecuentes de esta enfermedad son fiebre, dolor Muscular, dolor de cabeza, tensión en la región del cuello, cansancio y un cuadro general de gripe. Dentro de los síntomas menos comunes podemos encontrar Síntomas gastrointestinales, diarrea, náuseas y calambres abdominales. Los Síntomas severos surgen cuando la infección abarca el sistema nervioso central, provocando una serie de complicaciones como infección del cerebro (meningitis), confusión, envenenamiento de la sangre, pérdida del equilibrio y convulsiones. Finalmente durante el embarazo pueden generarse complicaciones como un aborto espontaneo entre el segundo y tercer trimestre); muerte al nacer, nacimientos prematuros y  retraso mental del recién nacido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *