Implicación del cloro en la salud

Implicaciones del Cloro en la Salud

El cloro en su estado natural es un gas con una elevada capacidad para reaccionar con otras sustancias

Es un elemento que se encuentra de manera abundante  en  la naturaleza, principalmente en forma de sales de cloro. Los principales consumidores de cloro son las empresas dedicadas a la producción de disolventes clorinados como dicloruro de etileno entre otros, resinas de cloruro de polivinilo (PVC), clorofluorocarbonos y óxido de propileno. Por otra parte, la industria papelera usa el cloro para blanquear el papel.

Las plantas de tratamiento de agua y de aguas residuales utilizan el cloro como agente microbicida, con el objetivo de reducir la carga de microorganismos patógenos en el agua para evitar la propagación de enfermedades entre los humanos (desinfección).

Es lógico comprender que el agua de una piscina pública es un vehículo ideal para la transmisión de varias enfermedades infecciosas; personas que en apariencia se encuentran en buen estado de salud pueden ser portadoras de agentes patógenos capaces de contagiar a otras personas menos resistentes, como por ejemplo niños y ancianos. Por eso resulta indispensable la realización de una adecuada desinfección del agua de las piscinas con un producto que garantice la desinfección del agua sin ser agresivo para los usuarios de la piscina ni contaminar el medio ambiente.

La cloración del agua ha sido el método que más se ha empleado para la desinfección de las aguas de uso público. A este procedimiento se le puede agregar otros productos químicos destinados a regular la calidad y su aspecto además del cloro.

Sin embargo, en los últimos años se han desarrollado procesos alternativos al uso del cloro para controlar la calidad microbiológica de las aguas, como el ozono o las radiaciones UV, aunque la cloración sigue siendo en la actualidad el proceso más común.

Desde hace muchos años el cloro, Cl2, el hipoclorito de sodio, NaClO y el dióxido de cloro, ClO2 son las sustancias que se usan para la cloración. Este método es el único que garantiza que el agua potable llegue hasta los grifos de las casas en perfectas condiciones. La cloración impide además que proliferen las algas y los hongos en el interior de los tubos de suministro y en los depósitos de almacenamiento. El uso de otras técnicas como desinfección con ozono o con radiación ultravioleta, aunque son también eficaces, tienen el inconveniente de ser de acción temporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *