Generador de Ozono Agua Embotellada

Generadores de Ozono en el Agua Embotellada

El uso de Generadores de Ozono en embotelladoras de agua mejora la calidad del agua

La calidad del agua puede alterarse en cada paso del proceso, desde la producción hasta la distribución a los consumidores. Estos cambios pueden tener su origen en el crecimiento de bacterias estresadas debido a factores del medio ambiente (temperatura, oxígeno y niveles de nutrientes). Otros puntos críticos donde puede ocurrir la contaminación son el equipo y material usado para el envasado (columnas, filtros, botellas, tapones, etc.). Las máquinas que expenden agua purificada en las afueras de los supermercados pueden aumentar la población bacteriana del producto final. Otras investigaciones han determinado que una de las causas del deterioro de la calidad del agua que expenden estas maquinas, es el libre acceso que el consumidor tiene al suministrador del agua.

Durante el almacenamiento en las bodegas de la fábrica o en las estanterías de los supermercados, el crecimiento bacteriano puede aumentar a números mayores de 105 UFC/ml. Los procesos que se utilizan en el tratamiento del agua purificada son probablemente de buena calidad, pero el trato que se le da al envase no es el adecuado, ya que existen varios factores por los cuales puede llegar a contaminarse el recipiente, ya sea el manejo inadecuado del personal, una mala desinfección (utilizar Generadores de Ozono), o bien almacenamiento prolongado. Además, pequeñas cantidades de bacterias pueden sobrevivir en el agua, multiplicarse y afectar a la calidad microbiológica del agua. La cuenta total bacteriana presenta una versatilidad nutricional que permite a las bacterias multiplicarse en ambientes adversos, tales como el agua embotellada o suministro de agua potable.

La presencia de la cuenta total bacteriana (CTB) en el agua de consumo humano ha generado gran preocupación con respecto a la salud humana. Las bacterias heterotróficas son aquellas que utilizan el carbono orgánico como fuente de nutrientes. La mayoría de las bacterias heterotróficas son, generalmente, no patógenas. Sin embargo, algunos miembros de este grupo, incluyendo Legionella spp. y Micobacterium spp., Pseudomonas spp., y Aeromonas spp., pueden ser patógenas oportunistas, esta es la causa principal de utilizar el ozono como herramienta indispensable para las envasadoras de agua embotellada.

El promedio de la CTB en agua embotellada es de 1,750/ml. Si una persona, en promedio, consume 1,15 litros de agua al día, entonces estaría ingiriendo 1.4 × 107/ml de CTB semanalmente. Sin embargo, la literatura reporta que el consumo de alimentos (apio, repollo, y leche pasteurizada), durante una semana, nos da como resultado la ingesta de 1.3 × 1013/gr de CTB. También, se reporta que la CTB en alimentos y en agua embotellada, posee las mismas características. Por lo tanto, la ingesta de CTB presente en agua embotellada no representa una fuente importante de CTB en la dieta del consumidor. Además, el riesgo de colonización (no necesariamente enfermedad) en el tracto digestivo, debido a la ingesta de CTB, es de una probabilidad de 1.4 × 10-6.4.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *