En verano debemos lavar los huevos con agua ozonizada

El Lavado del Huevo con agua ozonizada reduce los riesgos de contraer intoxicaciones alimentarias como las Salmonelosis. (mayonesas, gazpachos, ensaladillas, etc).

 

A pesar de que la mayoría de la población no realiza un lavado previo de este producto alimenticio, ya sea por simple desconocimiento, o por la falta del desarrollo de este sencillo pero importante hábito. El lavado  de los huevos inmediatamente antes de utilizarlos en cualquier preparación culinaria es muy recomendable a la hora de cuidar la salud, sobre todo si se van a utilizar estos alimentos en estado crudo.

La razón principal radica en que la cáscara de este producto aunque es una cubierta que protege de manera eficaz los componentes internos del huevo; en su superficie se acumula una gran cantidad de bacterias, entre ellas las entéricas; las cuales son responsables de una amplia gama de enfermedades transmitidas por alimentos; al aplicar esta sencilla prevención, lo cual se asemeja a un rápido proceso de  desinfección, se disminuye considerablemente el riesgo de contraer una infección por Salmonellas que posteriormente provoquen una enfermedad. No obstante, esté género de bacterias  no son los únicos microorganismos existentes con capacidad para causar enfermedades transmitidas por alimentos. Tan sólo en las bacterias, existen hasta más de 30 familias potenciales de bacterias de tipo entérico que también son agentes causales de enfermedades en el tracto digestivo, pero afortunadamente, poseen una menor capacidad de resistencia a los desinfectantes o productos de limpieza empleados de modo habitual, estas resistencias no se producen cauando utilizamos el OZONO como desinfectante del agua.

 

Por ejemplo, cuando se va a preparar productos como la mayonesa o cremas para pastelería a nivel casero, esta medida debería de ser empleada, aunque en este tipo de situaciones es mejor comprar  preparados en el supermercados  tipo “huevina”, liquida pasteurizada . Lo anterior se explica fácilmente si se tiene en cuenta que los productos prefabricados se han sometido al proceso de pasteurización(desinfección por alta temperatura), de los huevos.

 

Es crítico tener en cuenta que limpiar la cáscara sólo con agua y un estropajo, es una medida preventiva leve y poco eficiente puesto que muchas bacterias pueden permanecer aún después del secado. Resulta mucho más efectivo lavar, mediante una inmersión dentro de una solución acuosa que contenga un desinfectante potente como el OZONO; en caso de no disponer de un Generador de Ozono en nuestro hogar  podemos utilizar  hipoclorito, durante un periodo no menor a 5 minutos. También es posible usar detergentes, pero en ambos  casos  debe realizarse posteriormente un buen enjuague para así remover todos los posibles residuos químicos. Se lava la cáscara con abundante agua y se seca con papel de cocina, no con prendas de tela como por ejemplo, trapos.

 

El proceso de lavado debe realizarse inmediatamente antes de utilizarlos. Porque a pesar de las ventajas previamente mencionadas, lavar un huevo para luego almacenarlo durante varios días es un grave error, porque la cáscara del huevo es muy porosa, y lo que conseguiríamos sería que los gérmenes penetraran al interior, poniendo en peligro la salud del comensal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *