Purificadores de aire contra la Rinitis Alérgica

PURIFICADORES DE AIRE: RINITIS ALÉRGICA Y CÓMO MINIMIZAR SUS SÍNTOMAS

Uno de los trastornos alérgicos más comunes y que afectan en mayor medida la calidad de vida de quienes la sufren, son las rinitis alérgicas.

Distintos estudios demuestran que la incidencia de esta afección sobre la población mundial, especialmente en los países desarrollados, está aumentando de forma muy importante. Se calcula que para el año 2020 el total de enfermedades alérgicas puede afectar al 50% de la población.

Este aumento se debe realmente a tres factores:

 

  1. La importante predisposición genética de la enfermedad.
  2. La presencia en el ambiente de mayor número de sustancias con potencial alergénico.
  3. La existencia en las ciudades de altos niveles de sustancias irritantes que provienen del tráfico, de las industrias, etc.

Pero no sólo preocupa el aumento general de de la incidencia, sobre todo de las rinitis alérgicas; lo que es realmente preocupante es la mayor gravedad de los cuadros clínicos, con una considerable presencia de asma.

LA RINITIS ALÉRGICA

La rinitis es una inflamación de la mucosa nasal. Cursa con picor de nariz, de oídos y de faringe. Suele ir acompañada de rinorrea, estornudos, obstrucción nasal y pérdida de la sensibilidad para el gusto y el olfato.

Si la rinitis es alérgica, son muy característicos los estornudos en cadena, hasta veinte seguidos, y una rinorrea abundante con secreción muy fluida.

La rinitis alérgica se liga muchas veces al asma y a la conjuntivitis alérgica. Por otro lado, derivado de la congestión nasal, en ocasiones se produce una obstrucción de los senos que, unido a una infección bacteriana, puede originar sinusitis, con la que los síntomas empeoran: dolor de cabeza, dolor en la frente y alrededor de los ojos, e incluso puede llegar a producir fiebre.

Estos síntomas, unidos a que se dificulta el sueño, ocasionan una disminución de la capacidad intelectual entorpeciéndose la vida normal del paciente. Puede bajar la autoestima y afectar a la imagen personal, lo que disminuye al final el rendimiento laboral y escolar.

El 57% de las rinitis alérgicas que se ven en las consultas de alergia son debidas a las “polinosis, fiebre del heno o alergias al polen”. Son más frecuentes en el medio urbano, probablemente por efecto de la contaminación.

Los síntomas suelen ser mínimos en días lluviosos, porque la lluvia deposita el polen y no se desplaza, pero en tiempo cálido seco y con viento, el polen se distribuye y en consecuencia se dan más síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *