Eficacia desinfectante del agua ozonizada en el lavado de manos

Los que hayan seguido los artículos de nuestros estudios experimentales sobre la eficacia desinfectante del agua ozonizada en el lavado de manos, ya tienen conocimiento de cómo los laboratorios Quimicral, responsables de llevar a cabo los experimentos con el equipo ADE3, demostraron la eliminación de microorganismos aerobios mesófilos y enterobacterias en las manos lavadas con el agua con OZONO proporcionada por el ADE3.

Quisiera, en esta ocasión, dejar aquí constancia de que los estudios realizados a instancias de nuestro Departamento de I+D sobre este tema son recientes, ya que nos interesaba comprobar la eficacia del equipo generador de ozono en cuanto a producción del gas y eficiencia de la mezcla ozono/agua, así como la idoneidad del diseño para acoplarlo fácilmente a cualquier grifo de cocina o cuarto de baño. Sin embargo, el uso del ozono como desinfectante en el lavado de manos se ha estudiado hace tiempo, habiéndose constatado su eficacia biocida sin lugar a dudas.

A continuación, a modo de ejemplo, exponemos un estudio esperimental realizado el el año 1990 en el Hospital Clínico de Madrid.

EFICACIA DESINFECTANTE DEL AGUA OZONIZADA EN EL LAVADO DE MANOS.

Experiencia realizada en el Hospital Clínico San Carlos. Madrid (1990) 

Condiciones:

*Ozono: 7,5mg/min                           *Caudal H2O: 400L/h

*Concentración O3: 1,125mg/L    *Temperatura H2O: 15±1ºC

Cinco voluntarios sanos hicieron un único lavado de manos con agua corriente durante 5 minutos y con agua ozonizada al día siguiente; previamente y al final del lavado se realizaron recuentos de flora microbiana total sobre medio agar Müeller- Hinton.

Días más tarde los mismos voluntarios volvieron a realizar el lavado de manos, pero esta vez fueron 4 sucesivos de una duración de 2 minutos cada uno.

Eficacia desinfectante del agua ozonizada en el lavado de manos

Aplicando un único lavado con agua ozonizada se contabiliza mayor número de bacterias que en el correspondiente control, debido al fenómeno de desprendimiento que provoca el ozono por su acción oxidante[1] y su posterior arrastre.

Tras varios lavados sucesivos con agua ozonizada se constatan reducciones en la tasa bacteriana cercanas a la esterilización. Con agua corriente apenas se observa reducción, puesto que únicamente se produce efecto de arrastre.


[1] Se ha propuesto, y la evidencia reciente así lo confirma, que la membrana plasmática y las membranas de organelas son el blanco principal del ozono. Éste no es un radical, pero tiene la capacidad de oxidar directamente grupos funcionales en moléculas biológicas y de formar complejos de adición a enlaces dobles, especialmente en fosfolípidos de membrana. Estos compuestos de adición pueden dar lugar a la formación de radicales peroxilo, y de peróxidos e hidroperóxidos, que en conjunto afectan negativamente la función de la membrana. (Becker, S., Madden, M.C., Newman, S.L., Devlin, R.B., Koren, H.S. Modulation of human macrophage properties by ozone exposure in vitro. Toxicol Appl Pharmacol 1991; 110: 403-415.)

María del Mar Pérez Calvo. Dr. en CC. Biológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *