Como PREVENIR LA listeria en Nuestras Vidas con el OZONO.

Cómo Prevenir la Listeria  Monocytogenes en la Vida Cotidiana usando el ozono como aliado eficaz.

Listeria monocytogenes en alimentos no deja ningún tipo de señal que se pueda advertir por nuestros sentidos, su presencia en los alimentos no se puede ver, saborear, u oler. Sin embargo, una pequeña serie  de precauciones simples, las cuales se pueden aplicar a cualquier otra patología provocada por alimentos pueden ser adoptadas por parte de los consumidores. Una buena higienización de la cocina y sus materiales, higiene personal, almacenamiento, cocción, y métodos adecuados de servir, cuando se aplican todas estas pautas en casa, almacenes y ambientes de los servicios de comida le logra una considerable reducción en el riesgo de padecer una infección por Listeria monocytogenes. Los principios básicos incluyen:

 

Inicialmente evitar la contaminación cruzada. Antes de preparar cualquier alimento, se debe lavar bien las manos  con un equipo de ozono de ´agua y las superficies utilizadas para picar o trocear los productos; los alimentos no deben ser preparados por personas que se encuentren enfermas. Siempre se deben usar utensilios limpios  y desinfectados por un esterilizador o desinfectador de cuchillo mediante ozono o U.V.,  o herramientas de corte para preparar cada alimento. La carne cruda de cualquier tipo (vaca, cerdo, pollo, pescados, mariscos); y las verduras, no deben prepararse, cortarse, ni dejarse en la misma superficie usada para alimentos cocinados u otros. Debe evitarse que las gotas de los jugos hechos a partir de productos crudos caigan en otros alimentos durante el almacenamiento, refrigeración  o manipulación.

La limpieza y desinfección rigurosa de las superficies de trabajo, utensilios y platos, con agua ozonizada y  con jabón inmediatamente después del uso es un factor crítico. Es importante controlar el tiempo y temperatura de los alimentos durante el almacenamiento; también durante los procesos de descongelación, preparación y servido. La congelación de alimentos no tiene la capacidad de destruir las bacterias; únicamente controla su multiplicación. Todos los productos alimenticios deben guardarse refrigerados para retardar crecimiento bacteriano, y no deben guardarse demasiado tiempo. Las porciones de alimentos que no se utilicen deben refrigerarse inmediatamente. Evitar ingerir leches crudas (no pasteurizadas) o alimentos hechos con este tipo de leche.

 

Existen herramientas sencillas en casa que permiten destruir las bacterias potencialmente dañinas. Es recomendable que todas las comidas se sirvan calientes (más de 60 ºC).  Si es necesario recalentar una comida, debe hacerse a una temperatura interior de 77 ºC. En los servicios de comidas se sugiere calentar todas las comidas de origen animal a 77 ºC durante 16 segundos. Las carnes, aves y mariscos deben ser cocidas completamente para matar microorganismos por ejemplo la carne a 71ºC y aves a 85 ºC. Es bueno usar un termómetro para confirmar que la temperatura interior sea la adecuada. Las verduras también pueden llevar Listeria monocytogenes. La verduras y frutas s deben limpiarse con abundante agua ozonizada  de forma  completa. Además, ablandadas por calor durante cocción, la comida en general es un medio  excelentes para el crecimiento bacteriano. Los alimentos recalentados no se deben de utilizar para conicar despues,  porque aumenta la oportunidad de crecimiento bacteriano.

 

En caso de que vengan con el producto, se deben seguir las instrucciones de los fabricantes. Es aconsejable que los consumidores se apeguen a las instrucciones de los fabricantes en cuanto al almacenamiento, manipulación y cocción de productos, como por ejemplo: “Manténgase Refrigerado” o “Manténgase congelado”. Sobre todo la fecha de vencimiento en alimentos perecederos.

 

Para las personas de alto riesgo como mujeres embarazadas y personas con sistemas inmunes debilitados, además de todo lo anterior, deben evitar consumir quesos suaves como Feta, Brie, Camembert, azul-venoso, y queso de estilo mexicano. (Quesos procesados, queso crema, queso de cabaña). Cocinar bajo vapor caliente o recalentar alimentos preparados, como salchichas antes de comerlas. Aunque el riesgo de Listeriosis asociado a cecinas en rodajas en vitrinas refrigeradas es relativamente bajo, en mujeres embarazadas y personas con el sistema inmune debilitado es preferible que eviten estos alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *