Purificadores de aire domesticos en la prevención de alergias primaverales

Los purificadores de aire evitan las consecuencias negativas de la primavera

Qué es la alergia:

La alergia es una reacción alérgica el sistema inmunológico  responde como si fuese una sustancia dañina, y produce anticuerpos don el fin de neutralizarla y proteger al organismo frente a futuras exposiciones.  Al entrar en contacto estos agentes con el organismo se produce una respuesta exagerada que produce los síntomas de las alergias.

Con la llegada de la primavera,  comienza también la temporada de alergias. Estas alergias son debidas al polen de diferentes plantas y afecta a mucha gente. La alergia consiste en una reacción exagerada del sistema inmunológico (hipersensibilidad) ante una sustancia que la percibe como un agente nocivo, y que son inocuas par la mayoría de la gente.

La urticaria, la dermatitis atópica, la rinoconjungivitis estacional, el asma y la anafilaxia son algunos cuadros alérgicos conocidos. En una reacción alérgica, las sustancias que pueden provocar este tipo de alergias son muchas aunque las más frecuentes son el polen, pelos, plumas, ácaros, fibras textiles, etc.

Alergia al polen: Qué es y síntomas

La Alergia al polen, que también es conocida como rinitis alérgica estacional, polinosis o fiebre del heno, es una reacción de nuestro sistema inmunológico ante la inhalación de polen.

El polen proviene de las plantas, pero no todas las plantas pueden producir alergia sino aquellas que se polinizan por el aire.

Hay personas cuyo organismo percibe las partículas de polen como nocivas, aunque en realidad no lo son, y reacciona defensivamente ante el “ataque”.

El polen no es una sustancia peligrosa para los humanos en general. No obstante, para las personas alérgicas al polen sí que es capaz de provocar síntomas muy molestos. Los síntomas más comunes son picores, irritación de ojos, nariz, faringe y paladar. Aunque algunas personas padecen síntomas más graves como pueden ser cefaleas, depresión, insomnio, estornudos, lagrimeo, dificultades respiratorias, un silbido con la respiración, etc.

Esta enfermedad tiene una importante carga genética; existen una serie de factores hereditarios que condicionan una predisposición a padecerla. De hecho,  se estima que el 70% de los hijos de padres alérgicos serán más propensos a padecer alergias.

Otras Alergias:

Otro factor desencadenante de alergias es el polvo. El polvo doméstico es una mezcla de sustancias de procedencia y composición muy diversas: pólenes, plumas, pelos, fibras textiles, trozos de insectos, escamas dérmicas de procedencia animal y humana, ácaros, hongos, bacterias, etc. El componente del polvo con mayor poder alergizante son los ácaros, que son unos insectos microscópicos.

Los ácaros viven donde pueden conseguir más alimentos y por esto viven sobretodo en las camas, colchones, almohadas, edredones, alfombras, vestuario, muebles tapizados, asientos de automóviles, sofás, muñecos de peluche, librerías, cortinas.

Uso de purificadores de aire contra las alergias:

El aire del interior de las viviendas puede estar entre dos y cinco veces más contaminado que el aire exterior.

Como hemos indicado anteriormente, con la llegada de la primavera, muchas personas empiezan a sufrir los molestos síntomas de la alergia al polen. Los purificadores de aire permiten reducir la cantidad de pólenes presentes en los ambientes interiores (casa, oficina, etc.) aliviando notablemente asma, rinitis, conjuntivitis, sinusitis y otros síntomas alérgicos de forma totalmente natural, reduciendo así la necesidad de medicación. De igual modo, los purificadores de aire ayudarán a reducir los ácaros y el polvo presente en los ambiente interiores.

Existen purificadores de aire domésticos (para uso familiar) y también purificadores de aire industriales (para uso en industrias, comercios o instalaciones médicas).

Los purificadores de aire domésticos eliminan los agentes contaminantes del aire; microbios, compuestos orgánicos volátiles y alérgenos como el polvo, el polen y los ácaros.
Los equipos están diseñados con varias mezclas de tecnologías para combatir y solucionar los problemas de alérgicos y sensibles a polen, polvo, ácaros, bacterias, virus y hongos. Estos equipos consiguen una alta calidad de aire en los hogares debido a la suma de varias técnicas. Pre-filtración de aire, filtración Hepa, filtro de carbón activo, filtro de titanio, rayos Ultravioleta, generador de iones negativos y generador de ozono.

Los purificadores de aire domésticos retienen en los filtros las partículas de polvo, polen, ácaros, polvo y alérgenos físicos. Equilibran la carga estática del aire interior por el aporte de iones negativos. Destruyen los gérmenes biológicos por los rayos ultravioletas en el interior del equipo. Desinfectan los espacios interiores con el aporte de ozono (O3).

Los sistemas de tratamiento de aire interior de Cosemar Ozono llevan a cabo una filtración de alta eficacia que libera el aire de todo tipo de partículas nocivas.

Primero hay tres elementos (pre-filtro, filtro acumulador de polvo estático y cabina de carbón activo) que nos permiten retener partículas de polvo que portan una gran cantidad de alérgenos, microorganismos y ácaros.

Posteriormente, y tras una filtración de alta eficiencia (HEPA) se produce la desinfección del aire por medio de un catalizador de Dióxido de Titanio (Filtro de esterilización TiO2) y la acción de los rayos Ultra Violeta. Finalmente el aire vuelve al ambiente ionizado.

Purificadores de aire
Sistema de funcionamiento de purificadores de aire

I+D+i

http://www.cosemarozono.es/

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *