Ozono en la Higiene y Seguridad Alimentaria

VENTAJAS DEL USO DE OZONO EN LA  INDUSTRIA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA.

Frente a la acción, manejo, peligrosidad, plazos de seguridad y eficacia de los agentes químicos utilizados habitualmente en desinfección, el ozono presenta una serie de ventajas importantes que pasamos a detallar a continuación: 

  • GRAN CAPACIDAD DESINFECTANTE, eliminando tanto bacterias como hongos y sus esporas. Al poder ser aplicado en aire, asegura la destrucción de los numerosos microorganismos, que se encuentran en la superficie de los productos alimenticios al introducirlos en las cámaras frigoríficas. Efectivo frente a gran número de microorganismos a bajas concentraciones, En un rango amplio de pH (6-9) y sin efecto inhibidor reversible en enzimas.

 

  • SU USO ESTÁ AUTORIZADO EN PRESENCIA DE PERSONAS Y ALIMENTOS, así como en cámaras frigoríficas (Norma española UNE 400-201-94; Real Decreto 168/1985; FDA -Administración Americana de Alimentos y Medicamentos-). ofrece la posibilidad de desinfectar y mantener una atmósfera limpia, sin necesidad de desalojar las cámaras para llevar a cabo el tratamiento.

 

  • CONTRIBUYE A LA PREVENCIÓN DE RIESGOS, Al eliminar los factores de riesgo presentes en los tratamientos químicos de desinfección originados por la toxicidad del producto, ya que no se alcanzan niveles por encima de los mínimos regulados y no se originan subproductos. Asimismo, Su generación in situ hace innecesaria su manipulación, almacenaje o transporte.

 

  • VENTAJAS AMBIENTALES: sin subproductos de vertido; convierte moléculas potencialmente dañinas en compuestos menos tóxicos y elimina los problemas de gestión de envases.

 

  • VENTAJAS ECONÓMICAS; además de las que todo lo anteriormente expuesto reportan, el uso del ozono supone la supresión de los consumibles químicos y energéticos que necesitan los métodos químicos y físicos; el ozono también implica la reducción del esfuerzo de mantenimiento (limpieza manual) al eliminar la película biológica y prevenir incrustaciones.

Asimismo, el uso de ozono reporta un importante ahorro de agua, ya que admite ciclos de concentración mayores y no necesita proceso de dilución para vertidos.

Los tratamientos con ozono reducen los accidentes laborales y ambientales, hacen que se pueda prescindir de locales aptos para el almacenaje de productos químicos tóxicos y evita el problema de gestión de envases.

  • NO AFECTA LAS CARACTERÍSTICAS ORGANOLÉPTICAS de los alimentos tratados, según recientes investigaciones de distintas universidades en las que hemos colaborado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *