Ozono en Discotecas

Ozono en discotecas y los nuevos malos olores.

Las personas perciben el aire como la suma de dos sensaciones difícilmente diferenciables : una olfativa y otra química o irritante, que se dan de forma simultánea frente a muchos compuestos químicos que existen en hostelería..

La percepción de un  mal olor por el ser humano genera una respuesta de tipo psico-fisiológico que justifica la importancia que en la vida diaria tiene el sentido del olfato.

Los ambientes interiores tales como discotecas, pub, restaurantes, cafeterías, mesones, etc., son espacios en los que, a menudo, la percepción de olores desagradables genera quejas sobre la calidad del aire debido a fritos, planchas, olores corporales.

Así pues, para establecer la calidad de un aire no es suficiente con conocer la composición del mismo, sino que hay que tener en cuenta su impacto en las personas que lo respiran.

Según el INSHT, se puede definir un aire de calidad como aquel que aporta al ser humano lo que él quiere y, así, el aire será de calidad alta o pobre según sus ocupantes estén, o no, conformes con él. En la práctica se pide que el aire que se respira, además de no representar ningún peligro para la salud, resulte fresco y agradable y sin malos olores.

La herramienta del uso de ozono en discotecas es cada día más utilizada tanto para la desinfección de malos olores en los conductos del aire acondicionado como higienización de aseos y baños.

Con la publicación de la llamada ley antitabaco, desde el 1 de enero del 2011,  en muchos establecimientos han resurgido y aparecido olores que estaban disfrazados y ocultos por el tabaco en sus locales, con lo que la cuestión de la calidad del aire en estos lugares presenta, ahora más que nunca, un doble problema: el del  mal olor y el sanitario.

Independientemente los locales deberán  garantizar un ambiente agradable, saludable utilizando  dispositivos o mecanismos que permitan garantizar  la eliminación de  malos olores; fritos, cocina, cocción de alimentos, olores corporales, etc...

Ozono en Discotecas y  bares.

Dentro de los principales contaminantes de ambientes interiores merece especial mención los olores a fritos, plancha, humanidad como consecuencia de la aglomeración. Su naturaleza ubicua en lugares cerrados hace inevitable que se inhale y se perciban  aún involuntariamente.

Al estar en el interior del recinto del Púb., discotecas, bares,  se producen diferentes  tipos de olores:

Olores desagradables, constituida por el uso de baños, aseos,

Malos Olores , constituida por el uso de planchas, fritos, perfumes, sudoración, colonias, etc. ,

El ambiente interior dentro de la hosteleria es una mezcla dinámica y compleja de muchos aromas tanto biológicos como químicos que son destruidos por el uso de ozono  o bien mediante ozonizadores o generadores de ozono

La variedad de estos efectos explica la potencial diversidad de las acciones desagradables que como consecuencia de la ley antitabaco genera.

 

Un comentario en “Ozono en Discotecas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *