EL OZONO EN LA INDUSTRIA CÁRNICA

Los alimentos, en especial la carne de todo tipo, pueden ser un foco de enfermedades e, incluso, de muerte, ya que sus tejidos superficiales (además de los utensilios y equipos empleados en su manipulación), son un medio excepcional para la proliferación de microorganismos patógenos. Estos microorganismos se encuentran de forma natural en el medio y, sobre todo, en el tracto digestivo de los animales, por lo que en el proceso de evisceración es fácil que contaminen las canales. Por eso en los países desarrollados cada vez se da más importancia a aquellos agentes de enfermedades que surgen en los alimentos como consecuencia de su manipulación.

La Desinfección con ozono es clave para conseguir  el alargamiento en la cadena desde el momento en que se produce el sacrificio hasta que el alimento es consumido, implica un aumento en el riesgo de contaminación del mismo, por lo que es imprescindible un estricto control de las condiciones sanitarias de los productos en cada etapa. Este control permite, a la vez, la obtención de alimentos más seguros y el ahorro de las grandes pérdidas económicas consecuencia del deterioro de los alimentos.

Para que un alimento sea considerado seguro, se tendrán en cuenta las condiciones generales de uso del alimento por los consumidores y cada fase por la que haya pasado: producción, transformación y distribución, considerando en cada una de ellas:

  • Higienización.
  • Buenas prácticas de elaboración.
  • Mantenimiento preventivo.
  • Identificación de productos.
  • Programas de educación de los empleados.

Este conjunto de medidas preventivas es el llamado Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC), que además proporciona documentación de los procesos en relación a la seguridad, ayuda a demostrar el cumplimiento de las normas y legislación y, lo más importante, aporta medios para prevenir errores de control en la seguridad e inocuidad de los productos acabados.

Para poder actuar en los diferentes Puntos Críticos es muy útil o mejor dicho indispensable en la industria dispones de un equipo de ozono movil o máquina de ozono portatil.

Dentro de estas prácticas, una de las más importantes es la higienización, para la que proponemos el sistema más eficaz, seguro y respetuoso con el medio: la ozonización. El ozono, merced a su alto poder oxidante, elimina los microorganismos, tanto patógenos como oportunistas, presentes en los alimentos sin dejar agentes químicos residuales. Asimismo, en etapas posteriores, el ozono es la mejor opción a fin de preservar las carnes libres de contaminación superficial durante su almacenamiento, gracias a la posibilidad de ser aplicado en el aire de las cámaras y/o almacenes, así como en los medios de transporte del producto.

http://cosemarozono.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *